Pasitos de bebé

La semana pasada inaugurábamos nuestro nuevo Blog y aprovechábamos la ocasión para hablaros del momento de estrenar la ropa de nuestros bebés. Hoy queremos explicaros el porqué de esas tres palabras que dan nombre a nuestra página, aunque seguro que casi todos ya lo habéis imaginado.

Y es que… pocas situaciones hay tan emocionantes en el desarrollo de nuestro bebé como el instante en que se decide a dar sus primeros pasitos. Nuestro pequeño se vuelve más autónomo y curioso, y ya nada le frena para lanzarse a la aventura de explorar todo lo que encuentra a su alrededor.

Cuando llega este momento tan esperado, es bueno seguir algunas pautas para ayudar a nuestro bebé a cambiar de perspectiva y al mismo tiempo, protegerlo de los obstáculos que se encuentre en el camino:

  • Establecer medidas de seguridad en casa. Los muebles de la casa se convierten en tremendos peligros para el bebé cuando empieza a soltarse y moverse libremente: esquinas de las mesas, enchufes, objetos frágiles, etc. Asegurar estas zonas os aportará una mayor tranquilidad aunque no dejéis de quitarle un ojo de encima al pequeño.
  • Los primeros pasitos mejor descalzos. A pesar de lo que habitualmente se cree, los especialistas recomiendan que el bebé empiece a dar sus primeros pasos descalzo, dada la mayor seguridad y el equilibrio que le proporciona apoyar la planta de sus piececitos sobre el suelo. No obstante, esto no siempre es posible, por lo que para esas situaciones en las que no podemos dejar a nuestro bebé con los pies al aire, os recomendamos que incluyáis en su pequeño armario unos patucos cómodos que le permitan libertad de movimientos. ¿Habéis visto ya los patucos caracola de Libélula Handmade? Flexibles y ligeros, con ellos… ¡vuestro bebé creerá que va descalzo!
  • Realizar ejercicios que estimulen los pasitos del bebé. Existen muchas formas de colaborar con vuestro bebé en sus primeros pasos, juegos y actividades con las que además os divertiréis en familia. Sujetarlo desde atrás y avanzar con él por toda la casa, colocarnos al otro lado del pasillo y animarle a que venga a nuestros brazos, o colocar sus juguetes a su altura para que se divierta a la vez que trata de incorporarse, son algunos ejemplos que podéis poner en práctica.

En Libélula Handmade tenemos la filosofía de avanzar con pasitos de bebé en todo lo que hacemos; sin prisa, pero pisando fuerte y seguro, con mucha curiosidad y sin dejar de prestar atención al mundo que nos observa. Sabemos de la importancia de rodearse de gente que te apoye y te levante cuando tienes algún tropezón o algún que otro coscorrón con la esquina de la mesa, y si algo nos llama la atención, corremos hacia ello sin dudarlo un segundo. Solo podemos agradeceros que vosotros estéis siempre al final del pasillo para recibirnos con los brazos abiertos y lanzarnos a explorar otro día más.

Pasitos-de-bebe-Libelula-Handmade